El blog de 2D2Dspuma pretende desterrar falsos mitos sobre la cerveza y despojarla de plumas y artificios innecesarios para presentársela al lector tal como es:  compleja, sencilla y fascinante.

La fermentación es un proceso bioquímico que transforma una sustancia en otra generalmente más simple.

Existen 7 tipos distintos en función de los organismos y los compuestos involucrados.

Resultado de imagen de fermentación

En el caso de la cerveza, se trata de una fermentación de tipo alcohólica puesto que una de las sustancias obtenidas es etanol, un tipo de alcohol. En el mosto obtenido de macerar el cereal, se inoculan unas levaduras para que se desarrollen, transformen la glucosa obtenida del almidón del cereal en alcohol (etanol), CO2 y otras sustancias, algunas de ellas responsables de los aromas y sabores característicos de la cerveza y den lugar a la esperada bebida.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *