El malteado es el proceso al que se somete cualquier cereal para convertirlo en malta.

Los granos malteados desarrollan las enzimas que se necesitan para convertir el almidón del grano en azúcar. La cebada es el cereal malteado más común, debido a su alto contenido en enzimas. Se pueden maltear otros granos, aunque la malta resultante puede que no tenga el contenido enzimático suficiente para convertir su propio contenido de almidón completa y eficientemente.

El proceso es relativamente sencillo: se humedece el cereal, se deja reposar entre 4 y 6 días hasta que el embrión de la malta empieza a asomar y se detiene el proceso secando con calor el grano.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *