Receta de michelada mexicana

La michelada es el cóctel con cerveza más popular del mundo.

¿Cómo se elabora la michelada?

La michelada se puede elaborar de muchas formas distintas, acepta casi todos los ingredientes que te puedas imaginar. Y, claro, los resultados son del todo distintos. No hay una receta de michelada ‘oficial’ y cada país se atribuye hacer la auténtica.

Lo único que todas las recetas de Michelada tienen en común es que llevan cerveza y la archifamosa salsa inglesa Worcestershire, también conocida como salsa Perrins, sal, chili molido y limón o lima. A partir de ahí, imaginación. Se le puede añadir también salsa Maggi, de soja o salsa Tabasco, pimienta, ajo, cilantro… a tu gusto.

Cómo hacer una michelada mexicana clásica

Ingredientes

  1. 1 lima
  2. 10ml de salsa picante
  3. 5ml de Salsa Perrins, conocida también como salsa Worcestershire
  4. Una pizca de chile o cayena molidos
  5. 1 cerveza rubia suave y seca, una pils es lo ideal
  6. Una pizca de sal fina
  7. 4 cubitos de hielo

Proceso de elaboración de una michelada mexicana.

  1. Cortamos dos gajitos de lima y reservamos.

  2. Exprimimos la lima y reservamos el jugo.

  3. Mezclamos la sal y el chile o cayena en polvo en un plato plano.

  4. Humedecemos el borde del vaso o copa con el zumo de la lima.

  5. Apoyamos el borde del vaso o copa en la mezcla de chile o cayena y sal para que se adhiera y escarcharlo (que se forme una costra).

  6. Echamos el hielo, el zumo de lima, la salsa picante y la salsa Perrins en el vaso y mezclamos.

  7. Añadimos la cerveza bien fría.

  8. Añadimos uno gajo de lima y colocamos el otro gajo de lima en el borde del vaso.

La michelada es una bebida que admite mil y una variantes.

En algunos lugares le echan zumos de cítricos, además de la lima, como pomelo, naranja, limón…
También es frecuente añadirle zumo de tomate y espolvorear una pizca de pimienta en la superficie.

Nuestro toque particular

Generalmente la elaboración de las micheladas se utilizan cervezas rubias, secas, suaves… porque lo que se pretende es un cóctel refrescante que quite la sed, pero podemos emplear otros tipos de cerveza. Sin embargo, ten en cuenta que si empleas una cerveza muy potente, con mucho alcohol, no va a saciar la sed tanto. Ten en cuenta también que una cerveza dulce no combina bien con el picante y el agrio de los cítricos y las salsas.

Sin embargo, puedes probar una variación muy chula de la receta tradicional.

En 2D2Dspuma tenemos a mano un montón de tipos de cerveza y hemos probado muchas combinaciones, y hemos probado una variación que nos gusta más, mucho más, que la tradicional: En lugar de una cerveza pils, utiliza una cerveza ácida como una gose o berliner weisse y verás qué rico.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *